Versión para impresoraSend by email

Current Size: 100%

Macizo protegido de La Clape

Del occitano clapas: «montón de piedras».

Antigua isla arbolada, este espacio preservado de 15.000 hectáreas tiene unos 15 km de largo, 8 de ancho y culmina en el Pech Redon, a 214 m de altitud. Es el sitio natural protegido más vasto del Languedoc-Rosellón (1973).

Un sitio natural protegido de notable interés

Su paisaje típico está compuesto por una sucesión de mesetas rocosas separadas por estrechos barrancos, donde predomina la garriga baja. Frente al mar, han arraigado vastos pinares constituidos principalemente por pinos carrasco. Provisto de una fauna y flora notables, el macizo contiene la centaurea «corymbosa», llamada corrientemente «Centaurea de la Clape», que es una planta endémica. Al noroeste, las encinas y robles pubescentes se mezclan con los pinos piñoneros dando testimonio, todavía hoy, de la vegetación que cubría el macizo 3.000 años antes de Cristo.

Un vino D.O. perteneciente a los Coteaux del Languedoc

La viña también está ampliamente presente en el macizo de la Clape desde donde, ya en época romana, el vino se exportaba hacia los otros países del Mediterráneo.

Con el correr de los siglos, los hombres han ido perfeccionando ese legado hasta hacer del macizo hoy la cuna de una de las denominaciones más prestigiosas: la D.O. Languedoc - La Clape.

Recorriendo el Macizo de la Clape podrás saborear también los productos de numerosas explotaciones vitícolas. El macizo de la Clape, situado entre tierra y mar, es el vínculo entre los municipios del litoral y los del interior. Es un pulmón verde que une Narbona con el barrio de Narbona-Playa.

 

En reiteradas ocasiones, el macizo fue desfigurado por incendios en la época más calurosa del verano. Por ello, se invita a los paseantes a respetar el lugar y a observar las reglas elementales de seguridad: no fumar, no encender fuego, no dejar basura o cristales tirados.

Notre sélection

  • Français
  • English
  • Deutsch
  • Español
  • Català
  • Italiano