Versión para impresoraSend by email

Current Size: 100%

Enoturismo

Para llegar a Narbona, cualquiera sea la dirección que tomes, deberás viajar por el interior de los viñedos. Los macizos de la Clape y Fontfroide o las montañas de Corbières llevan en sus laderas terrenos diversos y sorprendentes.

El viñedo: una historia de amor que lleva 2.500 años

La viña está implantada aquí desde hace mucho tiempo, mucho antes de que los romanos colonizaran la región. Desde siempre, marca el ritmo de vida de los habitantes, modelando la identidad y la riqueza cultural de la región y la ciudad, los paisajes, los usos y costumbres. Desde los vinos romanos citados por Plinio o Cicerón hasta las cosechas actuales, la viticultura narbonesa, jalonada por distintos acontecimientos en el transcurso de los siglos, crisis o épocas doradas, se ha impuesto siempre con una fuerza inusitada.

Turismo y terruño se conjugan para ofrecer al visitante la ocasión de descubrir paisajes y patrimonio histórico a través de una oferta bien diversificada.

Narbona, punto común de varias Denominaciones de Origen Controladas

¡Una ciudad en el corazón de dos Denominaciones de Origen! También por ello Narbona sorprende. A través de la D.O. Coteaux du Languedoc ’’La Clape’’ y ‘‘Quatourze’’ y de la D.O. Corbières, se revela la íntima relación que une a Narbona con el buen vino.

El arte y el vigor de los viñadores narbonenses son destacados y reconocidos por estas denominaciones que hacen de nuestra ciudad un destino más que atractivo para los amantes del buen vino. Ejemplos manifiestos son los soberbios Châteaux et Domaines que sientan las bases de esta tradición. Situados en su mayoría en el corazón de las viñas onduladas, dominadas por magníficos macizos, estos lugares de otra época, de otra vida, sabrán cautivarte con sus encantos.

Notre sélection

  • Français
  • English
  • Deutsch
  • Español
  • Català
  • Italiano